Opener con quino incluido, qué os parece?

Se nos ocurrió el otro día a un amigo y a mí, y te sirve además como de quino. Es algo arriesgado, pero si sale bien da mucho juego.

Consiste en acercarte a la tía (desde el ángulo de aproximación adecuado), ponerle una mano en la espalda a la vez que le pones un dedo cerca de la cara (tampoco muy cerca, no queremos recibir una torta), le miras a los ojos muy seriamente y le preguntas: "Te estoy tocando??"

Por lo general, se fijará en el dedo de su cara (que no la está tocando, obviamente), y te dirá que no. Cuando lo haga, diriges la mirada ostentosamente hacia la mano en su espalda, con una sonrisa juguetona a ser posible. Se reirá, y ya puedes iniciar algo de conversación. Si te dedica una mirada creída, el hecho de que haya picado te servirá para dirigirle un pequeño nega y minar su confianza.

El único problema es cuando se da cuenta de que sí la estás tocando, para lo cual yo recomiendo buscar algún comentario inteligente, o algo por el estilo (aún no hemos llegado a una concrección en este punto, se aceptan ideas). Sin embargo, si esto lo haces de noche en una discoteca, cuando suelen haber bebido, casi nunca se darán cuenta.

Decidme vuestra opinión.